Blogia
GERENCIASIGNIFICATIVA

ESTRATEGIAS, TEORÍAS DEL APRENDIZAJE Y TECNOLOGÍAS EDUCATIVAS.

ESTRATEGIAS, TEORÍAS DEL APRENDIZAJE Y TECNOLOGÍAS EDUCATIVAS.

 

Estrategias,  Teorías del Aprendizaje y Nuevas Tecnologías Educativas.    MgS. JULIO MEJIA.  2009.  

 

Los maestros venezolanos están haciendo esfuerzos para mejorar la calidad de sus procesos de enseñaza y aprendizaje. Para ello han tratado de seguir los lineamientos que desde el nivel estratégico del Sistema Educativo les fijan con el propósito de alinear las acciones que conllevan al logro de dicha calidad.

 

En ese sentido, los docentes saben que la calidad de la Educación tiene relación con las necesidades e intereses de los discentes, con la formación integral del mismo y con las necesidades de desarrollo endógeno local, regional y nacional. Además de integral, esa Educación ha de ser con enfoque de competencias, humanista, investigativa, desarrolladora de nuevos conocimientos, estratégica, contextualizada e interdisciplinaria; operacionalizando el proceso a través de la metodología de proyectos.

 

El  modelo educativo integral permite considerar al ser humano desde su condición holística; como ser pensante, hacedor y emprendedor de acciones y un excelente potencial de convivencia con sus semejantes. Asimismo, diagnostica al entorno o la comunidad donde funciona el plantel, como fuente de demandas para darle forma a los proyectos que permiten la gestión de los aprendizajes y demás aspectos de la gestión escolar. La escuela se traduce en una práctica pedagógica abierta, reflexiva y constructiva desde las aulas, en una relación amplia con la comunidad, signada por la participación auténtica para construir una nueva ciudadanía.

 

Este proceso educativo a implementarse en Venezuela, tiene como centro al ser humano, específicamente al  estudiante. Es un proceso alumnocéntrico. Responde a necesidades e  intereses del estudiante, a sus inquietudes y  rasgos vocacionales.  Esto implica que el docente al inicio del proceso educativo, debe hacer una diagnosis de los conocimientos previos, necesidades y potencialidades del niño, joven o adolescente. Entre esas necesidades se detectan las que se relacionan con la necesidad de desarrollar las competencias en el saber hacer. Emprender los procesos de aprendizaje para llegar a desarrollar habilidades y destrezas que permitan a futuro un desempeño profesional; para lo cual requiere desarrollar habilidades del pensamiento, como aprender  a pensar y aprender a aprender.

 

Todo ello, dependerá en gran parte de las estrategias didácticas y de los apoyos y recursos técnicos que el docente aplique en sus desempeños educativos. Aquí es donde las Tecnologías Educativas y las Estrategias  vienen a considerarse como elementos fundamentales para el logro de la intencionalidad pedagógica que implica el proceso de enseñanza y aprendizaje.  Se trata de elementos tácticos  que potencian el proceso de aprendizaje. Las estrategias responden al cómo lograr los objetivos o propósitos pedagógicos y, las tecnologías son el apoyo para ello. Ambos guardan un  alto nivel de relación, pero se debe tener cuidado en no colocar en posición de dependencia a las estrategias frente a las tecnologías educativas.  Se aprovecha la tecnología educativa para  agregar valor a las estrategias aplicadas, no alrevés.

 

Las estrategias  de aprendizaje, son el conjunto de actividades, técnicas y medios que se planifican de acuerdo con las necesidades de la población a la cual van dirigidas, los objetivos que persiguen y la naturaleza de las áreas y cursos, todo esto con la finalidad de hacer más efectivo el proceso de aprendizaje.  Al respecto Brandt (1998) las define como, "Las estrategias metodológicas, técnicas de aprendizaje andragógico y recursos varían de acuerdo con los objetivos y contenidos del estudio y aprendizaje de la formación previa de los participantes, posibilidades, capacidades y limitaciones personales de cada quien".  Se consideran como  una guía de las acciones que hay seguir. Por tanto, son siempre conscientes e intencionales, dirigidas a un objetivo relacionado con el aprendizaje. Hacen referencia a los conocimientos previos que el alumno posee y a los procedimientos que ejecuta desde el punto de vista práctico: qué herramientas utiliza para conectarse con esa información y cómo las emplea, su capacidad para procesarla materialmente, para procesarla cognitivamente. 

 

Como es del conocimiento de los actores educativos, en nuestro país, se ha seleccionado la metodología de proyectos como la estrategia de gestión escolar. Uno de sus componentes es la investigación como punto de partida de todo proyecto; luego que se define la Filosofía de la Escuela; es decir, Visión, Misión y Valores,  emerge la pregunta ¿qué tenemos para lograr esa visión y cumplir con esa misión?. La respuesta la  aporta el  FODA. Luego, se diseña un Plan de Acción, donde las tecnologías Educativas no pueden ser ignoradas; pues el Proyecto macro del plantel, el PEIC, genera los Proyectos Educativos que requieren del uso de dichas tecnologías para  investigar y necesita formular la mejor estrategia par promover la construcción del conocimiento.

 

El docente debe tomar en cuenta, al momento de diseñar su Plan de Cátedra, o diseño instruccional, que las estrategias de aprendizaje se relacionan con las estructuras cognitivas y los esquemas de acción de cada sujeto o estudiante. En ello, hay una estrecha relación con los procesos de asimilación, acomodación, adaptación y las sucesivas equilibraciones referidas por Piaget, en el que se considera el conflicto cognitivo como necesario para que estos procesos se lleven a cabo. Asimismo, con otras Teorías del Aprendizaje tal como la Teoría Sociocultural de Vigotsky, el cual establece una profunda relación del acto de aprender con lo colectivo y las interacciones sociales del individuo con sus pares; y la de Brunner, sobre Aprendizaje por Descubrimiento. De allí, que es sumamente  importante que, se consideren estos principios teóricos para seleccionar la herramienta tecnológica y la estrategia didáctica a aplicar en el proceso educativo tomando en consideración el nivel de desarrollo cognitivo de los estudiantes.

 

Siempre debe preguntarse el docente, en qué momento y cómo  logrará que el estudiante desarrolle y demuestre su capacidad de pensar, de desarrollar habilidades autorreguladoras del aprendizaje; en cuál contexto se relacionará y compartirá con sus compañeros de clase y  cuál es la estrategia par que desarrolle habilidades y destrezas para saber hacer; proceso este que puede ser reforzado con el uso de las Tecnologías Educativas adecuadas.

 

Dentro de ese marco, la tecnología educativa se refiere a las herramientas que el hombre ha creado para apoyar procesos pedagógicos, con la finalidad de acelerar y reforzar el proceso de aprendizaje.  Es el resultado de las aplicaciones de diferentes concepciones y teorías educativas para la resolución de un amplio espectro de problemas y situaciones referidos a la enseñanza y el aprendizaje. La evolución de la tecnología educativa, que como disciplina nació en Estados Unidos de América en la década de los 50 del siglo pasado, ha dado lugar a diferentes enfoques o tendencias que hemos conocido como enseñanza audiovisual, enseñanza programada, tecnología instruccional, diseño curricular o tecnología crítica de la enseñanza.

 

Las T. E. promueven el hecho investigativo, como una forma de construir el conocimiento por parte de los estudiantes; ya no escuchando discursos lineales, sino mediante procesos de investigación-acción, y procesamiento de la información.  Actualmente, cuando se critica al alumno por practicar un método de cortar-pegar en el diseño de sus trabajo didácticos, la Caza del Tesoro, Webquest, Mapas Conceptuales y Mentales, el Portafolio y Wikipedia, entre otras tecnologías educativas, son usadas por los docentes, aunque tímidamente aún, para potenciar sus procesos pedagógicos. Sin embargo, por observaciones realizadas en los planteles donde se están aplicando estos medios y en los cursos que se dictan a los maestros, no se ha tenido cuidado en reflejar en sus acciones la relación que debe existir entre Tecnologías, Estrategias y Teorías del Aprendizaje. No es utilizar las Tecnologías Educativas bajo la creencia que ellas por sí solas  garantizan un aprendizaje significativo, sino que hay que escoger el momento y validar la necesidad de usarlas. Tomar en cuenta el nivel de desarrollo cognitivo del niño y sus Zonas de Desarrollo Próximo.

 

Es aquí donde esta teoría toma fuerza, como necesidad de articular los elementos del currículo donde el estudiante aprenda haciendo y el docente enseñe produciendo, con estrategias innovadoras y teorías del aprendizaje orientadoras del potencial del sujeto; establecer estrategias que garanticen el aprendizaje significativo, investigativo y desarrollador de reflexiones, seleccionar la mejor tecnología y que  ellas se adecuen al nivel de desarrollo cognitivo del estudiante. Si se cumplen esas pautas, pudiera acortarse el camino hacia la búsqueda de la calidad de la educación que tanto ansía la sociedad venezolana. 

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres